27 de marzo de 2013

Exfoliante corporal | Pangea Organics



Ya sabéis que iherb es una web que me tiene encantada y cada dos por tres pido para probar marcas y productos nuevos. Pangea Organics es otra de las marcas que más me llama la atención, tanto por el precio de los productos (aunque son algo más caros, me dan confianza) como por su filosofía e ingredientes. Es una marca vegana y todos los ingredientes utilizados son orgánicos y certificados. Ofrece gran cantidad de productos del cuidado del cuerpo, jabones líquidos, jabones en pastilla, cremas de manos e hidratantes de labios... Junto a este exfoliante/hidratante para el cuerpo, tengo una crema de manos aún cerrada, porque ando usando otras. En cuanto empiece a usarla os comentaré qué tal me va.

Hoy toca poner a punto este exfoliante/hidratante con azúcar moreno y manteca de cacao. Es un producto curioso y especial para mí, puesto que nunca había probado nada parecido. "Pero... ¡Si es un exfoliante...!" Veréis que no... Tiene una consistencia que hace que lo ames o que lo odies. Por desgracia o suerte, depende de cómo se mire, lo han dejado de traer en iherb aunque en la página oficial de Pangea Organics podréis conseguirlo (más caro, obviamente...)

En esta imagen puedes ver su compromiso con respecto a los ingredientes usados:


Indredientes: Es lo que más me ha gustado. La lista está llena de productos naturales y veganos. Como he comentado en otros posts, estoy intentando comprar productos así cada vez que puedo.


Textura: Como podéis ver en la foto, los gránulos de azúcar son pequeños y homogéneos. Todas las partículas están bañadas en el aceite de cacao y karité, que es muy espeso. Hay que removerlo todo muy bien antes de usarlo porque tienden a separarse dentro del envase. Los gránulos de azucar no son muy grandes, por lo tanto la exfoliación es muy suave, yo diría que demasiado. Para exfoliación diaria sí, pero si sois más de exfoliación/peeling semanal, no sirve. No se puede usar en el rostro.


Olor: Es lo que me echó para atrás la primera vez que lo usé. Dice oler a diferentes plantas aromáticas con un punto cítrico... Lo dudé nada más abrirlo. Al aplicarlo el olor es bastante desagradable. No me gusta. Me huele como un producto de limpieza de limón barato. Sin embargo, al salir de la ducha y secarte, la piel desprende un olor muy agradable y dulzón, muy suave, nada estridente. Las primeras veces que lo probé no me di cuenta de ésto así que no pensé en repetir con él, pero ahora mismo no me importaría en absoluto, puesto que el momento de la ducha es eso, sólo un momento y rápidamente desaparece.

Envase: A pesar de que es fácil de reutilizar (este tipo de contenedor los uso para las horquillas, gomas de pelo, clips, gomas de borrar, pendientes, pulseras...) es aparatoso. Aunque tiene rosca, que asegura que no entra agua dentro si lo usas en la ducha, no me hace mucha gracia tener que meter la mano dentro para extraer el producto. Aún así, es un envase resistente y cómodo de tener en la ducha.

¿Por qué puede encantarte? ... ¿Por qué puedes odiarlo?

Mi experiencia: Considero que este producto no hace su función de exfoliación física, pero sí de hidratación profunda de la piel. No noto que al salir de la ducha tenga la piel ultra suave por la exfoliación física, como sí consigo tenerla con el exfoliante Hot Chocolate de Giovanni. La tengo suave, sí, pero por culpa de los aceites que contiene. Apenas exfolia porque los gránulos de azúcar se disuelven rápidamente en el agua superficial de la piel, pero los aceites se quedan. Puedes odiarlo porque sales de la ducha "pegajosa", literalmente. Si eres de las que usa aceites, te encantará. Yo nunca he usado ese tipo de productos, pero la sensación me imagino que será igual. Notas que estás limpia, pero la piel queda lustrosa, aceitosa e hidratada. Al pasar la toalla por la piel aún sigue quedándose algo de aceite, aunque se elimina bastante. Personalmente no me desagrada, puesto que al momento me pongo el pijama y listo (me suelo duchar por la noche) y por la mañana tengo la piel normal. Al tacto está suave y flexible, nada de escamas en las piernas ni espículas duras (keratosis pilaris). En el fondo sé que me encanta, pero no creo que repita. Prefiero utilizar el exfoliante de Giovanni que sé que me quita toda la piel muerta (y huele de vicio) y luego si necesito algo más de hidratación, me aplico una manteca o un bodymilk que se absorba. Para lo que sí me encanta es para usarlo los días que me depilo las piernas porque la cuchilla se desliza mucho más fácil.

SÍGUEME EN TWITTER / FOLLOW ME ON TWITTER
SÍGUEME EN FACEBOOK / FOLLOW ME ON FACEBOOK
SÍGUEME EN INSTAGRAM / FOLLOW ME ON INSTAGRAM
SUSCRIBETE A MI CANAL DE YOUTUBE/ SUSBRIBE TO MY YOUTUBE CHANNEL
SÍGUEME EN BLOGLOVIN / FOLLOW ME ON BLOGLOVIN

3 comentarios:

  1. Yo había probado Pangea Organics cuando venía en la Birchbox americana. La verdad es que lo que probé me gustó, es una pena que este exfoliante no cumpla la parte de exfoliación :(

    ResponderEliminar
  2. a mi me encantan los aceites asi que quiza me guste aunque lo del olor me echa para atras. prefiero probar el otro del que nos hablas. besos

    ResponderEliminar
  3. Según iba leyendo pense que me iba a encantar pero creo que no...además no me llaman mucho los olores citricos.bsts

    ResponderEliminar

¿Quieres comentar algo?, ¿tienes alguna duda?, ¿no estás de acuerdo conmigo?, ¡anímate a dejar un comentario!

Suscríbete al blog por email

Template designed by Rainy Day